Almacenamiento de Alimentos

De MormonWiki
Saltar a: navegación, buscar
Los mormones son alentados a almacenar una provisión de alimentos para un año. Reserva Intelectual © 2008

Los miembros de la Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días han sido exhortados por largo tiempo para tener un almacenamiento de alimentos y artículos de primera necesidad para un año. El Presidente Ezra Taft Benson dijo:

“Ustedes no necesitan endeudarse… para tener la reserva para un año. Planeen establecer su reserva de comida así como lo harían con una cuenta de ahorros. Ahorren un poco para almacenar cuando reciban cada cheque de pago. Envasen o almacenen en latas las frutas y los vegetales de sus jardines y huertos. Aprendan a preservar los alimentos disecándolos o probablemente congelándolos. Hagan que su almacén sea una parte de su presupuesto. Almacenen semillas y tengan suficiente herramientas a mano para realizar el trabajo. Si están ahorrando y planean comprar un segundo carro o un televisor o algún otro articulo, que meramente les aportará comodidad y placer, Necesitaran cambiar sus prioridades. Los exhortamos a que hagan estas cosas con un espíritu de Oración y que lo hagan ya (“Prepárense para los días de Tribulación,” Ensign, Nov. 1980,32).

Muchas personas que no son miembros de la Iglesia pueden encontrar estas prácticas un poco anticuadas, o les parecerá que los miembros de la Iglesia son un poco paranoicos, pero le recordamos a los miembros:

El consejo de tener una reserva de comida, ropa, y otros artículos necesarios para un año es un consejo sabio por muchas razones. Un desastre tal como una inundación, un terremoto, o una tormenta de nieve podría afectar una ciudad o a una región completa, impidiendo la comunicación en las carreteras y haciendo imposible el transporte de comida y otros artículos a los centros de abastecimiento. Un caos político o una huelga dirigida por conductores de camiones, conductores de rastras o los trabajadores del ferrocarril podrían interferir con el transporte de comida. Otros tipos de desastres, tal como hambrunas a consecuencia de las sequias, huracanes, inundaciones, e inclusive guerras, han ocurrido en muchos países y pueden ocurrir otra vez. Cuando dichos desastres afectan la comunidad entera, los alimentos y otros artículos de primera necesidad no se pueden obtener en la mayoría de los casos, aun cuando el dinero este disponible. Una familia incluso puede experimentar una emergencia tal como una enfermedad o el desempleo que causa un descenso de los ingresos, haciendo necesario que se dependa del almacenamiento en el hogar” (La Mujer Santo de los Últimos Días, 25:214).

¿Como se supone que los miembros deben empezar su almacenamiento en el hogar? Los líderes de la Iglesia sugieren que se comience con las necesidades básicas. Para un adulto en el periodo de un año se recomienda que tenga 400 libras de granos, 60 libras de legumbres, 16 libras de leche en polvo, 10 cuartos de aceite de cocina, 60 libras de azúcar o miel, 8 libras de sal y 14 galones de agua ( esta cantidad de agua solo rendirá dos semanas). Aun cuando estas necesidades son un buen comienzo, los expertos sugieren que se almacenen otro tipo de artículos, específicamente los artículos que su familia en particular consuma, ya que se supone que utilice lo que almacene. Por ejemplo, si una familia tiene un bebe pequeño, o la madre esta embarazada, sería sabio incluir comida y leche especial para el bebe.

La Iglesia provee facilidades tales como enlatados y suplementos para envasar alimentos secos y húmedos a todas las personas que quieren establecer su almacén en el hogar. Los artículos siempre se ofrecen al costo. Para mayor información acerca del almacenamiento de comida visite [Vida Providente], el sitio de la Iglesia que ayuda a los miembros y a cualquier persona a alcanzar la autosuficiencia.

Los métodos y programas sugeridos de almacenamiento distribuidos por los barrios y estacas incluyen el establecer una reserva anual de subsistencia y alimentos de emergencia, como se muestra en la parte superior, así como también la creación de un almacén de tres meses constituido por alimentos que se usan con bastante frecuencia, incluyendo las cosas favoritas de la familia. El almacén de tres meses puede incluir sopas en lata, cereales en caja y otros artículos de abarrotería. Otro programa incluye la creación de una mochila de emergencia para 72 horas para cada miembro de la familia, que incluye una copia de todos los documentos personales, dinero en efectivo, botiquín de primeros auxilios, un radio de emergencia, material de lectura, una mudada de ropa, etc. Estos artículos usualmente se almacenan en mochilas con tamaños relativos a la capacidad de carga del miembro de la familia que lo llevará. Los artículos extra pueden guardarse en un contenedor plástico o en un basurero. Este kit se utiliza para vuelos o evacuaciones. Para una mayor información en crear una mochila de 72 horas, haga click [aquí].