Apariciones de Jesucristo

De MormonWiki
Saltar a: navegación, buscar

¡Ver realmente a Jesucristo! Para muchos, ése sería el cumplimiento de sus más profundos deseos. Sin embargo, a través de la historia, Jesús se ha aparecido a muchas personas durante sus vidas. La aparición de Jesucristo, el Hijo de Dios, como un recién nacido, hace siglos, es una historia que a menudo se relata en Navidad (Lucas 2). Mucha gente lo buscó y lo encontró durante Su ministerio en Galilea y Judea.

Aun antes de que Jesús viniera a la tierra, El apareció a Abraham (Génesis 12:7), a Enoc (D&C 107:49), Moisés (Exodo 33:11), Ezequiel (Ezequiel 1:26), Isaías (Isaías 6:1) y otros. El Libro de Mormon cuenta una historia particularmente conmovedora de un hombre identificado sólo como el hermano de Jared. Este hombre primero vio el dedo del Señor, luego, a causa de su creencia incondicional en las palabras del Salvador, se le permitió ver a Jesucristo como si hubiera aparecido en carne y hueso (Éter 3). No es necesario ser un profeta para tener el privilegio de tener tal aparición. Jacob, el hermano de Nefi, vio a Jesús cuando era sólo un jovencito (2 Nefi 2:4). El rey de los Lamanitas, Lamoni, testificó que vio a su Redentor poco después que tuvo conocimiento de Su existencia. (Alma 19:13).

Jesus se aparece a María después de Su resurrección (Cortesía: Greg Olsen)

Después de la crucifixión de Jesucristo, Su aparición llegó a ser significativa particularmente para aquellos que deseaban saber la verdad de Su resurrección. María fue una de las primeras en ser tan privilegiada. Jesús apareció a Sus apóstoles y discípulos y muchos otros durante los 40 días seguidos de Su resurrección. El también apareció en el camino a Emaús y luego comió con aquellos que lo vieron y hablaron con El.

Aun después que Jesús ascendió al cielo, no se ocultó de aquellos que lo buscaban y necesitaban. Al momento de Su martirio, Esteban lo vio. Jesús cambió la vida de Pablo en el camino a Damasco, cuando se le apareció a Pablo. Jesús visitó a aquellos que vivieron en el Continente Americano. El sanó a los enfermos, les enseñó, y los bendijo (3 Nefi).

Otra aparición de Jesucristo, en compañía de Dios el Padre, ocurrió cuando Jose Smith de 14 años hizo la pregunta clave en oración (José Smith - Historia 17). Jesús luego se le apareció a José y otros cuando se dedicó en templo de Kirtland, Ohio. Otros testigos especiales de Cristo como Lorenzo Snow también han hablado de la aparición del Señor. Las escrituras prometen que Jesucristo vendrá a la tierra nuevamente, en una gran Segunda Venida cuando todos los verán y lo conocerán.

Sin embargo, aun después de ese tiempo, Sus seguidores lo buscaban y encontraban. “Por tanto, santificaos para que vuestras mentes se enfoquen únicamente en Dios, y vendrán los días en que lo veréis, porque os descubrirá su faz; y será en su propio tiempo y a su propia manera, y de acuerdo con su propia voluntad. Tenemos su promesa que todos que lo hacen se le gratificaran el privilegio de ver a Jesucristo. “De cierto, así dice el Señor: Acontecerá que toda alma que deseche sus pecados y venga a mi, invoque mi nombre, obedezca mi voz y guarde mis mandamientos, verá mi faz y sabrá que soy yo;”(D&C 93:1)