D. Todd Christofferson

De MormonWiki
Saltar a: navegación, buscar
Elder D. Todd Christofferson, © 2008 Intellectual Reserve, Inc. Todos los derechos reservados

El élder David Todd Christofferson es el miembro más reciente del Quórum de los Doce Apóstoles, el segundo cuerpo directriz más alto de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Fue sostenido en esa posición el 5 de Abril del 2008.

El Elder christofferson se dirigió a los miembros de la Iglesia en general y dio la bienvenida a amigos de otras congregaciones en la sesión del Domingo por la mañana de la Conferencia General Anual número 178 de la Iglesia.

En esa ocasión Elder Christofferson dio testimonio de la jerarquía y santidad del llamamiento apostólico, que pudo sentir por medio del Espíritu cuando sostenía a un apóstol recientemente llamado durante el cumplimiento de su último llamamiento en la presidencia de los Setenta y por lo cual las palabras eran insuficientes para describirlo.

También expresó gratitud por la influencia de “buenos padres” y por las generaciones que los antecedieron, cuyo legado ha influenciado su vida. Comprometiendo su lealtad a la Primera Presidencia, el élder Christofferson indicó que el serviría al Señor inquebrantablemente, reconociendo su dependencia del Señor por el poder que existe más allá de su capacidad natural. Expresó su amor por su esposa, Kathy, de quién dijo, estaba llena de “intuición espiritual, humor” y a quién el deseaba manifestar la profundidad de su amor aún “más convincentemente” conforme los días y los años transcurran. Dio un reconocimiento a la fe de sus 4 hijos y de sus esposas (y en el caso de su hijo menor, de su pronto futura esposa) y el compromiso de ellos por el Señor. El élder Christofferson compartió su testimonio divino de la obra del reino de Dios en la tierra.

Educación y Vida Profesional

Christofferson nació en American Fork, Utah el 24 de enero de 1945 y creció en Pleasant Grove y Lindon, Utah. Terminó la Secundaria en New Jersey y asistió a la Universidad Brigham Young como un Académico de la Edwin Hinckley. Después de recibir su grado de Bachiller de la BYU, Christofferson obtuvo un título en Derecho de la Escuela de Derecho de la Universidad Duke. .[1] Después de graduarse de la escuela de derecho, trabajó como secretario del Juez John Sirica de la Corte del Distrito de los Estados Unidos, para el Distrito de Columbia. Durante la teneduría de Christofferson como secretario del juez Sirica, el trabajó en el juicio de los ladrones de Watergte.[2]

Durante su carrera, Christofferson ejerció como abogado en Washington, D.C. en Carolina del Norte y Tennessee. Mientras se encontraba en Charlotte, Carolina del Norte, Christofferson fue consultor general asociado para Nations Bank Corp. (ahora Banco de América) También ha trabajado en varios cargos públicos, incluyendo el de apoderado de Affordable Housing of Nashville, Tennessee. .[3]

Servicio en la Iglesia

El Elder Christofferson ha servido en muchas posiciones en la Iglesia, incluyendo las de Obispo, presidente de estaca, y representante regional. El 3 de Abril de 1993 fue sostenido como miembro del Primer Quorum de los Setenta. El 15 de abril de 1998 fue llamado como miembro de la Presidencia de los Setenta y fue sostenido en esa posición el 3 de octubre de 1998. Mientras servía en la Presidencia de los Setenta, el élder Christofferson tenía responsabilidad de supervisar las Áreas Norte América Noroeste y Norte América Oeste.

El Elder Christofferson está casado con Katherine Jacob Christofferson. Tienen cinco hijos.[4]

Enseñanzas

El Elder Christofferson, en un discurso en el año 2006 a miembros varones de la Iglesia en lo que se conoce como Sesión del Sacerdocio de la Conferencia General, instó a los hombres a no seguir las cosas del mundo sino a levantar la barra de la espiritualidad y su capacidad para comprometerse y llevar a cabo la obra del Señor. El señaló:

“El profeta Lehí habló a sus hijos rebeldes, diciendo, “Levantaos del polvo, hijos míos, y sean hombres” (2Nefi 1:21; énfasis añadido); por edad, Laman y Lemuel eran hombres, pero en términos de carácter y madurez espiritual ellos eran todavía como niños. Ellos murmuraban y se quejaban si se les pedía hacer algo difícil. Ellos no aceptaban la autoridad de nadie para corregirlos. Ellos no valoraban las cosas espirituales. Con facilidad se tornaban a la violencia, y eran buenos para hacerse las víctimas”.
“Hoy en día vemos algunas de las mismas actitudes. Algunos actúan como si la meta más alta de un hombre debiera ser su propio placer. La moral social permisiva han “librado al hombre de una situación incómoda” como si lo fuera, para que muchos piensen que es aceptable tener niños fuera de los lazos del matrimonio y convivir en lugar de casarse.1 El evadir los mandamientos se considera muy inteligente, pero el sacrificarse por el bien de otros, claro que no. Para algunos, una vida de trabajo y logros es opcional. Un psicólogo [llamó a esto un fenómeno generalizado] ‘los jóvenes están atrapados en lo neutro’...
“Nosotros que poseemos el sacerdocio de Dios no podemos darnos el lujo de ceder. Tenemos trabajo que hacer (ver Moroni 9:6). Debemos levantarnos del polvo de la auto-indulgencia y ser hombres, es una maravillosa aspiración para un muchacho el convertirse en hombre –fuerte y capaz; alguien que puede construir y crear cosas, administrar cosas; alguien que hace la diferencia en el mundo. Esa es una magnífica aspiración para nosotros que somos mayores de hacer que la visión de la verdadera hombría sea una realidad en nuestras vidas y ser modelos para aquellos que nos miran como ejemplo.[5]

El apóstol recientemente llamado también ha levantado una voz de admonición con respecto a la manera en que tratamos y nos referimos a las cosas sagradas, las escrituras, los hermanos, nuestras experiencias espirituales. En sus palabras:

Quizás vosotros os preguntaréis a vosotros mismos: “¿Veo el llamamiento de los profetas y apóstoles como sagrados? ¿Tomo su consejo en serio, o es un asunto ligero para mí? El Presidente Gordon B. Hinckley, por ejemplo, nos ha aconsejado el procurar educación y capacitación vocacional; evitar la pornografía como una plaga; respetar a las mujeres; eliminar las deudas por consumo; ser agradecidos, sabios, limpios, sinceros, humildes y orientados a la oración; y a hacer lo mejor, realmente lo mejor que podamos”.
“Muestran tus acciones que quieres hacer lo que él enseña? ¿Estudias activamente sus palabras y las afirmaciones de los líderes? ¿Es esto algo por lo que tienes hambre y sed? Si es así, entonces tienes un sentido de lo sagrado respecto al llamamiento de los profetas como los testigos y los mensajeros del Hijo de Dios.[6]

Elder Christofferson- brillante, excelente abogado, esposo, padre, abuelo, ex-Setenta, es ahora el más recientemente llamado apóstol moderno del Señor Jesucristo.


Referencias

  1. Noticias SUD, Sostenimiento de la Primera Presidencia, Nuevo Apóstol y otros Líderes Mencionados /historias sueltas/sostenimiento de la primera presidencia/
  2. Tribuna de Lago Salado, Christofer nombrado miembro del Quórum de los Doce Apóstoles-en inglés [1]
  3. Deseret News-en inglés, Presidentes del Primer Quórum de los Setenta, [2]
  4. Deseret News-en inglés, Presidentes del Primer Quórum de los Setenta, [3]
  5. D. Todd Christofferson, "Seamos Hombres", Liahona, noviembre de 2006, págs. 46-48.
  6. “Un sentido de lo sagrado”, Charla fogonera SEI para Jóvenes Adultos, 7 de noviembre de 2004, Brigham Young University