Jesús

De MormonWiki

Jesucristo es la figura central figure en la doctrina mormona

Jesucristo es la figura central de la práctica y doctrina Mormona. Él es el nombre céntrico del verdadero nombre de esta Iglesia La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días. Cada converso de la Iglesia (usualmente conocido como Mormón) tiene un firme testimonio de que Jesús Cristo es el Salvador y Redentor del mundo y reconocen que sólo por medio de Su sacrificio en el jardín de Getsemaní y en la cruz los mortales pueden ser salvos en el Reino de Dios. Jesús Cristo y sus enseñanzas son el enfoque principal las Escrituras Mormonas: ElLibro de Mormón, La Biblia, Doctrina y Convenios y La Perla de Gran Precio.

En el año 2000 el Presidente Gordon B. Hinckley y los demás apóstoles de la Iglesia SUD publicaron "El Cristo Viviente" su propio testimonio de Jesucristo:

"Damos testimonio, en calidad de Sus apóstoles debidamente ordenados, de que Jesús es el Cristo Viviente, el inmortal Hijo de Dios, Él es en gran Rey Enmanuel, que hoy está a la diestra de Su Padre. Él es la luz, la vida y la esperanza del mundo. Su camino es el sendero que lleva a la felicidad en esta vida y a la vida eterna en el mundo venidero. Gracias sean dadas a Dios por dádiva incomparable de Su Hijo Divino".

Los Mormones son creyentes en la divina misión de Jesús de Nazaret y seguidores de Sus enseñanzas. Muchos anti-mormones y ex-mormones atacan a la Iglesia y afirman que no es cristiana, puesto que sus enseñanzas son diferentes a las de la corriente cristiana tradicional. Existen, por supuesto, diferencias entre la doctrina Mormona, la Protestante y la Católica, así como las hay entre otras denominaciones cristianas. La Iglesia SUD proclama que su doctrina fue restaurada a la tierra por Jesucristo mismo a través de los profetas vivientes y después de muchos siglos de apostasía en el mundo. El Mormonismo rechaza tanto el creo medieval como el moderno promulgado por el mundo cristiano después de la muerte de Cristo.

Contenido

Doctrina Mormona acerca de Jesús

Los Mormones creen que Jesús Cristo es Jehová, tal como se ha revelado en el Antiguo Testamento, Él es el Mesías que vino a la tierra como Jesús de Nazaret, de quien vida y enseñanzas estan registradas en el Nuevo Testamento.

Jesús es Jehová

El fue el gran Jehová del Antiguo Testamento.
~Cristo Viviente

La Biblia es suficiente para demostrar que Jesús Cristo es la misma persona que Jehová en el Antiguo Testamento. "Dios" se refiere muchas veces a Dios el Padre y a la vez recíprocamente a Jesús Cristo, el Hijo.

"De Jehová es la tierra y su plenitud; El mundo, y los que en el habitan. Porque él la fundó sobre los mares, Y la afirmó sobre los ríos".
~(Salmos 24:1-2)
"En estos postreros días nos ha hablado por el Hijo, a quien constituyó heredero de todo , y por quien asimismo hizo el universo".
~(Hebreos 1:2)
"Dando gracias al Padre que nos hizo aptos para participar de la herencia de los santos en luz; el cual nos ha librado de la potestad de las tinieblas, y trasladado al reino de su amado Hijo; En quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados: El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos, y que las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean principados, sean potestades; todo fue criado por él y para él".(Énfasis añadido)
~(Col. 1:12-16)

Es claro entonces, que Jesús Cristo, Jehová, creó el mundo bajo la dirección de Su Padre, Dios. Asímismo Jesús declara que Él fue quien le dió la Ley Mosaica a Israel:

"Jesús les Dijo: De cierto, de cierto os digo,: Antes que Abraham fuese, yo soy".
~ (Juan 8:58)
"Y respondió Dios á Moisés: YO SOY EL QUE SOY. Y dijo: Así dirás a los hijos de Israel: YO SOY me envió a vosotros".
~ (Exódo 3:14)
"Porque Jehová es nuestro juez, Jehová es nuestro legislador, Jehová es nuestro Rey, él mismo nos salvará".
~ (Isaías 33:22)
"Delante de Jehová que vino: Porque vino a juzgar la tierra. Juzgará al mundo con justicia, Y a los pueblos con su verdad".
~ (Salmos 96:13)

Comparando lo anterior con las enseñanzas de Pablo en el Nuevo Testamento:

"Te encarezco delante de Dios, y del Señor Jesucristo, que juzgará a los vivos y los muertos en su manifestación y en su reino".
~ (2 Tim. 4:1)

Por lo tanto, Jesús es Jehová; siendo Jehová (El Señor) el Juez y dador de toda ley tal como lo declara Pablo. Los mormones veneran a Jesús Cristo como Rey, Salvador y Juez del mundo de acuerdo a la doctrina de la Biblia.

Jesús es el Cristo

La doctrina mormona es consistente en proclamar, con toda cristiandad, que creemos que fue Jesús de Nazaret, quien fue sentenciado para ser crucificado por Poncio Pilatos. Él fue el Mesías prometido, el Salvador y Redentor de toda la humanidad, aún el Cristo, tal como fue predicado por los antiguos profetas y escrito en el Antiguo Testamento y más tarde testificado por aquellos que observaron Su vida, Misión y enseñanzas de Su Evangelio mientras moró en la Tierra en el Nuevo Testamento. Basta con decir que los Mormones creen en la Biblia y para ello a continuación citamos un versículo con el que se familiariza todo Mormón, Juan 3:16-17

"Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Porque no envió Dios a su Hijo al mundo, para condenar al mundo, sino para que el mundo sea vivo por él".

EL Libro de Mormón enseña de Cristo

Desafortunadamente, muchas personas tienen la falsa impresión de que los mormones no son cristianos y que El Libro de Mormón no es un libro cristiano. Las siguientes citas, seleccionadas entre muchas, demuestra la cristiandad central del Mormonismo y de El Libro de Mormón:

"Y hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según nuestras profecías, para que nuestros hijos sepan a qué fuente han de acudir para la remisión de sus pecados".

(2 Nefi 25:26)

"¡Mas ay, ay de aquel que sabe que se está rebelando contra Dios! Porque a ninguno de éstos viene la salvación, sino por medio del arrepentimiento y la fe en el Señor Jesucristo". (Mosíah 3:12)
"Y a causa de la redención del hombre, que vino por Jesucristo, son llevados de vuelta a la presencia del Señor; sí, en esto son redimidos todos los hombres, porque la muerte de Cristo hace efectiva la resurrección, la cual lleva a cabo una redención de un sueño eterno, del cual todos los hombres despertarán, por el poder de Dios cuando suene la trompeta; y saldrán, pequeños así como grandes, y todos comparecerán ante su tribunal, redimidos y libres de esta ligadura eterna de la muerte, la cual es una muerte temporal". (Mormón 9:13)

Finalmente, las palabras de cierre del Libro de Mormón son una súplica a todo el género humano a ver y aceptar a Cristo y ser salvos por Él:

"Sí, venid a Cristo, y perfeccionaos en él, y absteneos de toda impiedad, y si os abstenéis de toda impiedad, y amáis a Dios con toda vuestra alma, mente y fuerza, entonces su gracia os es suficiente, para que por su gracia seáis perfectos en Cristo; y si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo, de ningún modo podréis negar el poder de Dios. Y además, si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo y no negáis su poder, entonces sois santificados en Cristo por la gracia de Dios, mediante el derramamiento de la sangre de Cristo, que está en el convenio del Padre para la remisión de vuestros pecados, a fin de que lleguéis a ser santos, sin mancha". (Moroni 10:32-33)

¿Creen los Mormones en un Jesús diferente?

Existe sólo un Jesucristo. Los mormones creen en Jesús, cuyos hechos y enseñanzas se encuentran registrados en la Biblia. Más rechazan el credo y razonamiento de las teologías cristianas creadas después del Nuevo Testamento. Las enseñanzas de la Iglesia para corregir el entendimiento de Dios, proclaman que Dios el Padre y Su Hijo Jesucristo se aparecieron a José Smith- registrado en lo que se conoce como La Primera Visión- y fue llamado como profeta, de la misma forma que los profetas del tiempo bíblico, para predicar la verdad sobre Jesús y llamar a todos al arrepentimiento.

Revelación dada por medio de José Smith el Profeta en Fayette, Nueva York, el 2 de enero de 1831 (Historia de la Iglesia, 1:140–143).

"Así dice el Señor vuestro Dios, Jesucristo, el Gran YO SOY, el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el mismo que contempló la vasta expansión de la eternidad y todas las huestes seráficas del cielo antes que el mundo fuese hecho; el mismo que conoce todas las cosas, porque todas están presentes ante mis ojos. Soy el mismo que hablé, y el mundo fue hecho, y todas las cosas llegaron a existir por mí. Soy el mismo que he llevado la Sión de Enoc a mi propio seno; y de cierto digo, aun por cuantos han creído en mi nombre, porque yo soy Cristo, y en mi propio nombre, en virtud de la sangre que he derramado, he abogado por ellos ante el Padre". (D. y C. 38:1-4)

Esto demuestra que los Mormones veneran a Jesús: El gran YO SOY, El Principio y El Fin, el Omnisciente, Omnipotente Creador del mundo, el Abogado del hombre ante Dios el Padre. A continuación el testimonio de José Smith sobre Jesús:

"Y ahora, después de los muchos testimonios que se han dado de él, éste es el testimonio, el último de todos, que nosotros damos de él: ¡Que vive!. Porque lo vimos, sí, a la diestra de Dios; y oímos la voz testificar que él es el Unigénito del Padre; que por él, por medio de él y de él los mundos son y fueron creados, y sus habitantes son engendrados hijos e hijas para Dios".

(D. y C. 76:22-24)

Cierto es que los Mormones no creen en la Trinidad de la misma manera que otras iglesia cristianas. Estos creen más bien en tres seres individuales, unidos en propósito, más no en cuerpo. Creen en la Divinidad compuesta por tres distintos personajes que son uno en propósito y voluntad. Jesús Cristo es el Hijo de Dios Padre. El Espíritu Santo es un personaje de espíritu, separado del Padre y el Hijo, el Nuevo Testamento tiene bastantes conflictos sobre el tema de la Trinidad. Jesús declara: "Esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado". (Juan 17:3). Conocer a Dios y a Cristo es vida eterna, por lo tanto, a través de la gracia y sacrificio de Jesucristo el hombre puede llegar a conocer a Dios. Esto es muy diferente al no muy conocido Dios del Credo Atanasiano:

"Un solo Dios en la Trinidad, y a la Trinidad en la unidad; sin confundir las personas ni separar las sustancias. Porque una es la persona del Padre y el Hijo y otra (también) la del Espíritu Santo; pero el Padre y el Hijo y el Espíritu Santo tienen una sola divinidad, gloria igual y coeterna majestad. Cual el Padre, tal el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo; increado el Padre, increado el Hijo, increado (también) el Espíritu Santo". (El Credo de San Atanasio)

Por otro lado, Jesús declara la naturaleza de Su unidad con Dios el Padre:

"Mas no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos. Para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean en nosotros uno en nosotros' para que el mundo crea que tú me enviaste. La gloria que me disteis, yo les he dado; para que sean uno, así como nosotros somos uno". (Juan 17:22)

Jesús declara a sus discípulos que ellos pueden ser uno así como Él y el Padre son uno. La unidad obviamente no significa que ellos lleguen a ser una misma persona, más uno en propósito, gloria, perfección y amor. Este pasaje muestra también a Jesús orando al Padre, lo cual no tendría sentido si Él mismo fuese el Padre. Otros versículos en el Nuevo testamento muestra de que Jesús es distinto del Padre.

El en bautismo de Jesús, los tres personajes de la Divinidad -a como se refieren los Mormones- Dios, Jesús Cristo y el Espíritu Santo estuvieron presentes (véase Mateo 3:15-17). En la muy conocida oración intercesora registrada en Juan 17, Jesús ora al Padre. En el Jardín de Getsemaní y en la cruz Jesús nuevamente ora al Padre, y una vez más le pregunta porque le ha abandonado (véase Mateo 27:46; Marcos 15:24). En el martirio de Esteban, este declara: " He aquí, veo los cielos abiertos, y al Hijo del hombre que está a la diestra de Dios". (Hechos 7:56)

Estos pasajes de las Escrituras tienen sentido solamente si Jesús y Dios son distintos individualmente. En resumen, el rechazo a las nociones de la Trinidad no consiste en negar la existencia de Jesús Cristo. Los primeros santos y apóstoles tampoco enseñaron o insinuaron en la doctrina de los credos y su cristiandad es crucial para la reivindicación de todas las demás iglesias cristianas.

Jesús es nuestro Salvador

El libro de Mormón declara que: "…no se dará otro nombre, ni otra senda ni medio, por el cual la salvación llegue a los hijos de los hombres, sino en el nombre de Cristo, el Señor Omnipotente, y por medio de ese nombre". (Mosíah 3:17). Jesús Cristo mostró su ejemplo perfecto durante su vida en la tierra. Cristo murió por la humanidad, Su sufrimiento en Getsemaní y en la cruz, su muerte, sepulcro y resurrección constituyen los eventos de la Expiación que trae consigo la resurrección a todo el género humano y ofrece la salvación para todos aquellos que crean en Él y le sigan.

Himno popular mormón:

En un lejano cerro fue Allende la ciudad Que en la cruz Jesús expió Del mundo la maldad. Jamás podremos comprender Las penas que sufrió Mas para darnos salvación Él en la cruz murió. tan solo Él fue digno de Efectuar la expiación Él nos abrió las puertas Hacia la exaltación. (En un lejano Cerro, Himnos, No. 119)

Jesús está a la cabeza de la Iglesia

El mormonismo proclama que Jesús está a la cabeza de su Iglesia y que Él mismo revela Sus mandamientos y enseñanzas a profetas escogidos aquí en la tierra. La Biblia declara: "… siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo"; (Efesios 2:20). El Libro de Mormón explica más adelante este suceso. Cristo aparece, después de Su resurrección y ascensión a los cielos, a los habitantes de la antigua América y les declara:

"Por tanto, cualquier cosa que hagáis, la haréis en mi nombre, de modo que daréis mi nombre a la iglesia; y en mi nombre pediréis al Padre que bendiga a la iglesia por mi causa". ¿Y cómo puede ser mi iglesia salvo que lleve mi nombre? Porque si una iglesia lleva el nombre de Moisés, entonces es la iglesia de Moisés; o si se le da el nombre de algún hombre, entonces es la iglesia de ese hombre; pero si lleva mi nombre, entonces es mi iglesia, si es que están fundados sobre mi evangelio. (3 Ne 27:7-8)

Así pues, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días lleva su nombre.

Jesús Cristo es el Unigénito del Padre y el único engendrado en la carne

Pablo declara que Jesús: "es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación". (Col 1:15). En Salmos: "Yo también le pondré por primogénito, el más excelso de los reyes de la tierra". (Salmos 89:27). La doctrina mormona enseña que Jesús Cristo es el primogénito de todos los hijos de Dios desde la Vida Preterrenal. Jesús también es el único engendrado en la carne, nacido de la virgen María en Judea, siendo el único que llevó una vida perfecta en toda la historia de la tierra.

Jesús es el ejemplo perfecto de todo el género humano

El Presidente Gordon B. Hinckley, actual presidente de la Iglesia, dijo en Abril del 2000:

Jesús es mi amigo. Nadie me ha dado tanto. "Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos" (Juan 15:13). Él dio Su vida por mí. Él abrió el camino a la vida eterna. Sólo Dios pudo hacer esto. Espero ser merecedor de ser estimado Su amigo. Él es mi ejemplo. Su absoluta generosidad. El dar de Su mano al necesitado. Su sacrificio final, todo es un ejemplo para mí. No puedo medirlo en su totalidad, pero puedo intentarlo:
Marcó la senda y nos guió
A esa gran ciudad
Do hemos de vivir con Dios
Por la eternidad
(Jesús en la Corte Celestial, Himnos, No. 116)

Jesús Cristo es el ejemplo perfecto a seguir, El Libro de Mormón enseña:

"Por tanto, amados hermanos míos, sé que si seguís al Hijo con íntegro propósito de corazón, sin acción hipócrita y sin engaño ante Dios, sino con verdadera intención, arrepintiéndoos de vuestros pecados, testificando al Padre que estáis dispuestos a tomar sobre vosotros el nombre de Cristo por medio del bautismo, sí, siguiendo a vuestro Señor y Salvador y descendiendo al agua, según su palabra, he aquí, entonces recibiréis el Espíritu Santo; sí, entonces viene el bautismo de fuego y del Espíritu Santo; y entonces podéis hablar con lengua de ángeles y prorrumpir en alabanzas al Santo de Israel".

(2 Nefi 31:13)

Jesús regresará a reinar como el Rey de reyes

El mismo nombre de la Iglesia Mormona, La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, proclama que estos son los últimos días y que Jesús pronto regresará a reinar sobre la tierra. José Smith fue llamado como el primer profeta de los últimos días para preparar la tierra para la Segunda Venida de Cristo. Los mormones afirman no saber cuándo sucederá este gran acontecimiento, tal como Jesús dijo a sus discípulos :

"De cierto os digo, que no pasará esta generación hasta que todo esto acontezcan". (Mateo 24:34).

Antes de la Segunda Venida habrá muchas guerras, conflictos y desastres naturales. Y los justos serán salvos por la aparición repentina de Cristo. Después, 1000 años de paz y justicia acontecerán donde Jesús mismo reinará (El Milenio).

El Mormonismo es Cristiano

Tal como estas citas y declaraciones han demostrado, las doctrinas de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días, son puras y perfectamente de Cristo, por lo tanto, son cristianas en el más exacto sentido de la palabra. Jesucristo está a la cabeza de la Iglesia y Sus gloriosas enseñanzas y perfecto ejemplo es el centro de la doctrina Mormona y la base del testimonio de todos sus miembros. El mensaje del Mormonismo es que Jesús Cristo ha llamado profetas en los últimos días para preparar al mundo para su inminente regreso y todos están invitados a "venir" a Cristo y ser bautizados por Sus siervos quienes tienen la autoridad.

Para aprender más acerca del mormonismo visite su sitio oficial en español [1]

Herramientas personales
Otros idiomas