Libro de Josue

De MormonWiki

Libro de Josué

El Libro de Josué en el Antiguo Testamento se denomina así no sólo porque él es el autor sino porque es el personaje principal del libro. Probablemente, Josué escribió o supervisó la mayor parte de la escritura de este libro. Sin embargo, no pudo haber sido él quien lo haya escrito en su totalidad ya que el libro también narra su muerte y entierro.

En hebreo, la palabra Josué significa “el Señor salva” o “el Señor da la victoria”. El nombre Josué traducido del griego al inglés quiere decir “Jesús” – un simbolismo interesante ya que el libro de Josué es el registro de Josué cuando condujo a los hijos de Israel a la Tierra Prometida, y Jesucristo nos conduce a la “tierra prometida” de la vida eterna

El libro de Josué puede dividirse en tres partes principales: 1) La conquista de Canaán, que abarca desde el capítulo 1 hasta el capítulo 12. 2) la división de la tierra entre las tribus de Israel, que comprende desde el capítulo 13 hasta el capítulo 22. y 3) las instrucciones finales y el testimonio de Josué antes de su muerte, que abarca los capítulos 23 y 24.

Las victorias alcanzadas por los israelitas con el objetivo de obtener la Tierra Prometida fueron solamente posibles gracias al Señor. Este es un libro que testifica que el Señor sí cumple las promesas hechas a Sus hijos. El Señor hizo convenio de que los descendientes de Abraham poseerían la tierra de Canaán. Aun cuando los israelitas nunca llegaron a poseer toda la tierra prometida a Abraham debido a su desobediencia, fue en la época de Josué que por primera vez los descendientes de Abraham gobernaron realmente en la tierra de Canaán.

El libro cuenta numerosos relatos de cómo los hijos de Israel cumplieron con los convenios del Señor, destruyendo y conquistando a sus enemigos de guerra. Siempre existe especulación de cómo el Señor puede darnos un mandamiento para matar a otros, y después pide a aquellas mismas personas destruir las poblaciones enteras de algunas ciudades. Posiblemente no podamos comprender a Dios en todas las cosas, pero sí sabemos gracias al libro de Josué que: los acontecimientos relatados en el libro de Josué ocurrieron en una época en la que las naciones peleaban en nombre de su dios. Casi todas las historias en los libros de Josué y Jueces narran cómo los israelitas ganaron sus batallas de manera milagrosa, ayudando tanto a los israelitas y sus enemigos a saber que el Señor había ganado la batalla, y no hombre alguno. Además, el Señor no permitió que Israel se enriquezca tomando los bienes de los pueblos que conquistaron, como se lee en Josué 7. El Señor recordaba a menudo a los israelitas que la tierra le pertenecía a Él y que les fue entregada para usarla como Su pueblo.

La lección que se aprende es que la destrucción de las naciones malvadas e idólatras es una forma que el Señor emplea para castigar a Su pueblo. Por lo tanto, cuando el Señor, basado en las condiciones, mandó a los israelitas a expulsar o destruir a los canaanitas, hacía lo que era más beneficioso para todos los involucrados. La maldad de los canaanitas había llegado a tal extremo que ellos estaban deseosos de a matar a los profetas y seguidores de Cristo. Cuando la maldad en una sociedad es tan predominante que los justos no pueden vivir la vida que el Señor les ha pedido tener, entonces el Señor misericordiosamente destruye la sociedad de la tierra para el bien de las futuras generaciones. Sabemos eso gracias a la historia de Noé y el Diluvio.

Una de las cosas más importantes que aprendemos del libro de Josué es la de cumplir estrictamente las instrucciones y los mandamientos del Señor. Nuestros caminos no son los caminos de Dios, y debido a nuestro limitado entendimiento de los caminos de Dios, no siempre somos capaces de ver las cosas como Él las ve. |

Herramientas personales