Libro de Mormón

De MormonWiki

El Libro de Mormón (titulado más apropiadamente El Libro de Mormón: Otro Testamento de Jesucristo) es un libro sagrado de Escritura que testifica de Jesucristo y explica la visita del Señor a los habitantes de la América Antigua. Los Mormones creen que El Libro de Mormón es la palabra de Dios y un testamento junto a la Santa Biblia. José Smith tradujo El Libro de Mormón al inglés en 1820, y otros desde ese entonces lo han traducido a varios idiomas. El libro contiene una promesa que cualquiera que lo lea sinceramente, reflexione sobre su contenido y pregunte al Dios con verdadera intención recibirá el conocimiento por el poder del Espíritu Santo.

Como la Biblia, El Libro de Mormón es una colección de escrituras sagradas de profetas, con la excepción de que estos profetas vivieron en el Continente Americano. Dios ordenó a estos profetas a que llevaran un registro de sus enseñanzas, de las profecías, de las obras misionales, y de las guerras para que nosotros "pudiéramos saber concerniente a los hechos del Señor en otras tierras, entre todas las personas" (1 Nefi 19:22). El Señor dijo al Profeta de [[Jose Smith|José Smith] que El Libro de Mormón contiene "el registro de un pueblo caído" (Doctrina y Convenios 20:9), que serviría como una advertencia a las personas hoy en día. El Libro de Mormón es aceptado por los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días como la palabra de Dios, junto con La Santa Biblia, Doctrina y Convenios y La Perla de Gran Precio.

Libro de Mormón

El antiguo profeta americano Mormón, cuyo nombre lleva el libro, escribió que su propósito es recordar a las personas lo que Dios ha hecho por su pueblo antiguamente y, más importante, para testificar a todas las personas de "que Jesús es el Cristo, el Dios Eterno" (Portada del Libro de Mormón. El profeta José Smith dijo que El Libro de Mormón es "el más correcto de todos los libros en la tierra, y es la clave de nuestra religión" y que una persona "conseguiría acercarse más a Dios por medio de sus preceptos, que por cualquier otro libro" (Enseñanzas del profeta José Smith, pág. 194).

Contenido

Orígenes

En el siglo IV DC, Dios ordenó a un profeta llamado Mormón para que compilara los registros sagrados de su pueblo, quienes habían vivido en las Américas por casi mil años. Mormón fue también un líder militar y político, como lo fue Moisés o Josué a los Israelitas en el Antiguo Testamento. Las personas habían rechazado al Señor y emprendieron guerras devastadoras. El compiló todos los registros y organizó todo en una sola historia narrativa, los grabó en planchas de metal. A su vejez, Mormón le dio los registros a su hijo, Moroni, que terminó compilando la historia y agregó algunas de sus propias enseñanzas acerca de Cristo. Moroni terminó con esta declaración:

Si, venid a Cristo, y perfeccionaos en él, y absteneos de toda impiedad, y si os absteneis de toda impiedad, y si os absentais de toda impiedad y amáis a Dios con toda vuestra alma, mente y fuerza, entonces su gracia os es suficiente, para que por su gracia seáis perfectos en Cristo; y si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo, de ningún modo podréis negar el poder de Dios. Y además, si por la gracia de Dios sois perfectos en Cristo y no negáis su poder, entonces sois santificados en Cristo por la gracia de Dios, mediante el derramamiento de la sangre de Cristo, que está en el convenio del Padre para la remisión de vuestros pecados, a fin de que lleguéis a ser santos, sin mancha. Y ahora me despido de todos. Pronto iré a descansar en el paraíso de Dios, hasta que mi espíritu y mi cuerpo de nuevo se reúnan, y sea llevado triunfante por el aire, para encontraros ante el agradable tribunal del gran Jehová, el Juez Eterno de vivos y muertos. Amén. (Moroni 10:32-34).

Moroni entonces cerró los registros y los enterró en una colina, junto con otros artículos sagrados. Aproximadamente 1,400 años más tarde, Moroni se apareció a José Smith el 21 de septiembre de 1823, como un ángel de Dios y le dijo acerca del registro. Le dijo a José que "había un libro depositado, escrito sobre planchas de oro, que relataba una historia de los habitantes antiguos de este continente," y que contiene "la plenitud del Evangelio [...] eterno como fue dado por el Salvador a los antiguos habitantes" (José Smith—Historia 1:34). El relato completo de José Smith El ángel reapareció dos veces más esa misma noche, y le repitió el mensaje para que a José no se le olvidara. Al día siguiente, el ángel apareció a José una vez más, ordenándole que le dijera a su padre acerca de la visión. José lo hizo así, y su padre confirmó por el poder del Espíritu Santo, que el mensaje era de Dios.

Durante los próximos cuatro años el Ángel apareció y enseñó a José Smith con el objeto de preparar al joven para traducir el registro. Finalmente, el 27 de septiembre de 1827, José pudo obtener el registro. Debido a la persecución le fue difícil trabajar en la traducción. La esposa de José, Emma, ayudó también como escribiente. José traducía, utilizando instrumentos sagrados llamados Urim y Tumin, los cuales los profetas antiguos del Antiguo Testamento también habían utilizado. Emma escribía lo que él dictaba. Sobre esto Emma dijo: "José Smith ni siquiera podría escribir o dictar una carta coherente y bien expresada, ni dictar un libro como El Libro de Mormón por él mismo. Y, aunque yo fui una participante activa en la traducción, y estuve presente durante la traducción de las planchas [...] fue maravilloso, para mí, 'maravilloso y un prodigio', tanto como para los demás”. (McConkie, Recordando a José, pág. 303).

Finalmente, la fama y los rumores se esparcieron y esto llevó a la persecución, pero también a indagaciones. Muchas personas humildes y curiosas buscaron a José pero él siempre contestó sus preguntas. Uno de éstos fue Oliver Cowdery, que sirvió como el escribiente principal para la traducción del libro y como uno de los testigos sobre la veracidad del libro.

La carga de la persecución y el chisme, forzó a José a trasladarse de un sitio a otro mientras traducía, fue tal la persecución que José le pidió ayuda a Dios para soportar esa carga. Dios le reveló que otros podrían ver las planchas de oro. Estos tres hombres, Oliver Cowdery, Martin Harris, y David Whitmer, vieron a un ángel que les mostró las planchas y les ordenó que testificaran acerca de la veracidad del libro. Su testimonio, llamado El Testimonio de los Tres Testigos, se encuentra publicado en la portada al comienzo de cada edición de El Libro de Mormón. Dice, en parte:

Nosotros, por la gracia de Dios el Padre, y de nuestro Señor Jesucristo, hemos visto las planchas que contienen esta relación[...] Y también sabemos que han sido traducidas por el don y el poder de Dios, porque así su voz nos lo declaró. ( El Testimonio de Tres Testigos, ‘‘Introducción de El Libro de Mormón).

Más tarde, otros Ocho testigos vieron también y tocaron los registros y testificaron que el registro era verdadero. Su testimonio, El Testimonio de Ocho Testigos, está también escrito en cada Libro de Mormón. Ninguno de estos hombres negó jamás su testimonio aunque ellos atravesaron muchas caídas y persecuciones por ello. No consiguieron ninguna riqueza, popularidad o el poder, por compartir este testimonio. De hecho, algunos de ellos perdieron casi todo, pero no obstante, todos testificaron una y otra vez que El Libro de Mormón es verdadero y que José Smith fue un profeta. Después que se terminó la traducción, José Smith, Martin Harris, un granjero respetado del área, y Hyrum Smith, hermano de José, prepararon el manuscrito para la publicación. Martin Harris estuvo tan convencido de la veracidad de El Libro de Mormón que él hipotecó su granja por $3,000 dólares para pagar por la publicación. El Libro fue publicado por E.B. Grandin en Palmyra, Nueva York a principios de la primavera de 1830 cuando José Smith tenia sólo 25 años de edad.

El Libro de Mormón siguió adelante siendo leído por toda la tierra, y "convenciendo [. . .] Al judío y al gentil que Jesús es el Cristo, el Dios Eterno". Desde 1830, el Libro de Mormón ha sido traducido a casi 110 idiomas, completamente o en parte, incluyendo español, alemán, turco, japonés, ruso, hindi, árabe, Hmong, zulú, Tagalog, mongol, Escritura en relieve, y muchos otros. Se ha comprado o distribuido más de 100 millones de copias en todo el mundo. Si usted desea obtener su propia copia de este registro maravilloso por favor vaya al sitio de internet oficial de la Iglesia para obtener una copia del Libro Copia gratis del Libro de Mormón.

Organización

El formato de El Libro de Mormón incluye los libros de diferentes profetas de Dios así como lo fueron Moisés, Isaías, Jeremías y Pablo. Existen quince libros:

El orden es generalmente cronológico, empezando con Nefi, que vivió alrededor del año 600 a.C., continuando con Moroni que vivió alrededor del año 400 d.C. El Libro de Eter, insertado por Moroni casi al final del libro, es un compendio de registro antiguo de personas llamadas Jareditas que vivieron antes que los Nefitas, los descendientes de Nefi, por muchos centenares de años. La historia y la narración de El Libro de Mormón es una historia compleja de emigraciones, de guerras, de predicas, rebelión, de las revoluciones de los reyes, de las reinas, y de bandidos malvados. Tejidos en esta narrativa, los sermones, y los actos de santos hombres y mujeres que testificaron que Jesucristo vive y que murió para salvar a toda la humanidad. El Libro de Mormón esta dividido en tres secciones básicas:

Las Planchas Menores de Nefi

Esto cubre Primera Nefi hasta el Libro de Omni y cubre el período alrededor del año 600 a.C. hasta el año 130 a.C. Empieza con la historia de un profeta, llamado Lehi, y cuenta cómo este profeta, junto con su familia y muchos otros, fueron dirigidos por Dios a las Américas. Viajando desde Jerusalén, después de cruzar la Península Arábiga, este pequeño grupo de fieles finalmente llegaron a las Américas en un barco. Cerca del principio de este período, la comunidad se dividió en dos grupos principales llamados Nefitas y Lamanitas (de los nombres de dos de hijos de Lehi). Los Nefitas y Lamanitas crecieron en dos civilizaciones separadas y en guerra uno con el otro, la mayor parte del período cubierto en El Libro de Mormón. Uno de los profetas Nefitas explica que había de hecho muchos grupos diferentes, pero sólo se distinguieron entre dos, Nefitas, esas personas que fueron amistosas a las personas de Dios, y de los Lamanitas, los que se opusieron a las hijos de Dios (Jacob 1:13-14). Los escribientes después de él siguieron esta tradición.

Las Planchas Mayores de Nefi

Esta sección incluye el compendio y los registros de Mormón, cuyo nombre lleva el libro. El tomó los registros del pueblo y resumió su historia. Esto cubre los libros de Palabras de Mormón, que es una introducción a su compendio, hasta el capítulo 7 de Mormón. Los libros tratan del período alrededor del año 130 a.C. hasta después del año 400 d.C. Estos incluyen muchas historias del evangelio así como sus guerras. Alma el profeta y su hijo, llamado Alma hijo, son las figuras centrales de la primera parte de esta historia. Alma fue convertido por otro profeta llamado Abinadí. Él y su hijo llegaron a ser grandes misioneros y en sus días muchos Lamanitas fueron convertidos al Señor. Después de este período de rectitud, siguió una sucesión de guerras, guerras civiles, y rebeliones que casi destruyeron a los Nefitas. El Libro de Helamán explica cómo un grupo malvado, a quien los Nefitas llamaron los ladrones de Gadiatón, destruyó el gobierno y llevó al área entera a la confusión.

Después de esa gran destrucción y muchas muertes, el momento más importante en El Libro de Mormón llega cuando, poco después de Su resurrección, el Salvador apareció a los Nefitas y pasó muchos días enseñando el Evangelio y sanando enfermos y heridos. Esto se narra en los capítulos 11 al 30 de Tercer Nefi. Jesús apareció a los Nefitas sobreviviente y declaró:

He aquí, yo soy Jesucristo, de quien los profetas testificaron que vendría al mundo. Y he aquí, soy la luz y la vida del mundo; y he bebido de la amarga copa que el Padre me ha dado, y he glorificado al Padre, tomando sobre mi los pecados del mundo, con lo cual me he sometido a la voluntad del Padre en todas las cosas desde el principio.

::3 Nefi 11:10-11

Cristo entonces permitió que cada persona se le acercara y lo viera, uno por uno, hasta que cada uno en esa primera reunión lo vio. Jesús entonces instruyó a los Nefitas en el Evangelio y muchas otras cosas que pertenecientes a su Reino. Estableció una iglesia semejante a la que el estableció en Jerusalén antes de su muerte. Él entonces ascendió al cielo. Sus discípulos justos entonces predicaron a todas las personas de los alrededores hasta que convirtieron a muchos. Por cuatro generaciones ellos gozaron de paz y rectitud universal.

Cientos de años más tarde, el pueblo llegó a ser malvado otra vez, y Mormón fue ordenado para compilar su registro antes que el último de los Nefitas justo muriera. El dirigió al ejército en una serie de guerras hasta que al final casi todos los nefitas murieron, se dispersaron o se unieron a sus enemigos. Finalmente, Mormón dio el registro a Moroni quien completó la historia y agregó muchas otras enseñanzas acerca del Salvador y Su Evangelio. El termina con la invitación para venir a Cristo citada arriba.

El Libro de Éter

Antes de que él terminara el registro, Moroni compiló e insertó un registro escrito por un Profeta llamado Éter quien vivió antes que los Nefitas. Los Jareditas se tuvieron su origen en la Torre de Babel y viajaron a las Américas muchos años antes de que Lehi y su familia llegaran. Dios les había enviado muchos profetas justos pero para el tiempo en que los Nefitas llegaron, la civilización Jaredita había sido destruida en una guerra civil. Éter, el último profeta de los Jareditas, escribió una breve historia de su pueblo, que fue encontrada y traducida más adelante. El libro contenía muchas profecías y enseñanzas.

Las enseñanzas más importantes del Libro de Mormón

Ningún resumen podría posiblemente decir todo lo que un libro tan rico y complejo como El Libro de Mormón enseña, esta sección mostrará algunas citas de los principios y enseñanzas importantes que se nos ha restaurado o confirmado por medio de El Libro de Mormón.

Hay un Dios

"Todas las cosas indican que hay un Dios, sí, aun la tierra y todo cuanto hay sobre ella, sí, y su movimiento, sí, y también todos los planetas que se mueven en su orden regular testifican que hay un Creador Supremo". (Alma 30:44).

Jesucristo es el Cristo, el Salvador del Mundo

"Y en vista de que el hombre había caído, este no podía merecer nada de si mismo; mas los padecimientos muerte de Cristo expían sus pecados mediante la fe y el arrepentimiento, etcétera;" (Alma 22:14)
"Y hablamos de Cristo, nos regocijamos en Cristo, predicamos de Cristo, profetizamos de Cristo y escribimos según muestras profecías, para que nuestros hijos sepan a que fuente han de acudir para la remisión de sus pecados". (2 Nefi 25:26)
"He aquí, yo soy Jesucristo, de quien los profetas testificaron que vendría al mundo. Y He aqui, soy la luz y la vida del mundo; y he bebido de la amarga copa que el Padre me ha dado, y he glorificado al Padre, tomando sobre mi los pecados del mundo, con lo cual me he sometido a la voluntad del Padre en todas las cosas desde el principio". (3 Nefi 11:10-11)

La importancia y Necesidad del Arrepentimiento

"Y esta es mi doctrina, y es la doctrina que el Padre me ha dado; y yo doy testimonio del Padre, y el Padre da testimonio de mi, y el Espíritu Santo da testimonio del Padre y de mi; y yo testifico que el Padre manda a todos los hombres en todo lugar, que se arrepientan y crean en mi. Y cualquiera que crea en mi, y sea bautizado, este será salvo; y son ellos los que heredaran el reino de Dios". (3 Nefi 11:32-33).

La Naturaleza Verdadera de la Gracia

"Porque nosotros trabajamos diligentemente para escribir, a fin de persuadir a nuestros hijos , asi como a nuestros hermanos, a creer en Cristo y a reconciliarse con Dios; pues sabemos que es por la gracia por la que nos salvamos, después de hacer cuanto podamos ". (2 Nefi 25:23)

La Fe, El Arrepentimiento, El Bautismo, y el Don del Espiritu Santo son el camino a Dios

"Por tanto haced las cosas que os he dicho que he visto que hará vuestro Señor y Redentor; porque por esta razón se me ha mostrado, para que sepáis cual es la puerta por la que debéis entrar. Por que la puerta por la que debéis entrar es el arrepentimiento y el bautismo en el agua; y entonces viene una remisión de vuestros pecados por fuego y por el Espíritu Santo". (2 Nefi 31:17)

Los Hombres tienen la Libertad de Escoger

"Así pues, recordad, recordad, mis hermanos, que el que perece, perece por causa de si mismo; y quien comete iniquidad, lo hace contra si mismo; pues he aquí, sois libres; se os permite obrar por vosotros mismos; pues he aquí, Dios os ha dado el conocimiento y os ha hecho libres". (Helaman 14:30)
"Así pues, los hombres son libres según la carne; y les son dadas todas las cosas que para ellos son propias. Y son libres para escoger la libertad y la vida eterna, por medio del gran Mediador de todos los hombres, o escoger la cautividad y la muerte, según la cautividad y el poder del diablo; pues el busca que todos los hombres sean miserables como él”. (2 Nefi 2:27)

Dios Siempre envía Profetas

"Por que he aquí, sabiendo Dios todas las cosas, dado que existe de eternidad en eternidad, he aquí, el envió ángeles para ministrar a los hijos de los hombres, para manifestar concerniente a la venida de Cristo; y que en Cristo había de venir todo lo bueno. Y Dios también declaro a los profetas, por si propia boca, que Cristo vendría".(Moroni 7:22-23).

Israel, el pueblo de Dios, será reunido otra vez

"Y ahora bien, he aqui os digo que cuando el Señor, en su sabiduria, juzgue prudente que lleguen estas cosas a los gentiles, segun su palabra, entonces sabreis que ya empieza a cumplirse el convenio que el Padre ha hecho con los hijos de Israel, concierniente a su resturación a las tierras de su herencia". (3 Nefi 29:1)
"Sí, entonces se acordará de las islas del mar; si, y a todos los que son de la casa de Israel yo recogeré de las cuatro partes de la tierra, dice el Señor, según las palabras de Zenós ". (1 Nefi 19:16)

Esta breve lista de citas muestra el poder y la claridad de las enseñanzas del Libro de Mormón acerca de Jesucristo y Su Evangelio. Hay muchas otras enseñanzas poderosas que pueden, como dijo el Profeta José Smith, "acercar al hombre más a Dios" si él las sigue. El presidente Gordon B. Hinckley, Presidente y profeta de la Iglesia dijo:

Sin reserva les prometo que si cada uno de ustedes hace un programa para leer El Libro de Mormón, aunque ya lo haya leído varias veces, recibirán en sus vidas y en sus hogares el Espíritu del Señor, esta es una resolución fortalecida de vivir conforme a Sus mandamientos, y testimonio más fuerte de la realidad viviente del Hijo de Dios". (Liahona, agosto de 2005)

150 millones de copias

La copia 150 millones del Libro de Mormón fue publicada a principios de 2011, después de 181 años de historia del libro. Para esa fecha, el Libro de Mormón había sido completamente traducido a 82 idiomas y parcialmente traducido a 25 idiomas más. Un grupo de misioneros a tiempo completo conformado por más de 52.000 personas ayuda a distribuir copias gratuitas del Libro de Mormón en todo el mundo, además se puede obtener copias gratuitas en Mormon.org.

El Libro de Mormón se publicó por primera vez en inglés en 1830 en Palmyra, Nueva York. El Libro de Mormón no es un sustituto de la Biblia como escritura para los miembros de la Iglesia. La Biblia y el Libro de Mormón se utilizan de manera conjunta en la predicación y el estudio personal. De hecho, un reciente estudio reveló que los Santos de los Últimos Días tienen una puntuación alta entre los grupos religiosos en su conocimiento de la Biblia. [1]

En 2003, la revista Book indicó que el Libro de Mormón era uno de los “20 libros que cambió América”.

¿Cambios en el Libro de Mormón?

Una de las novedades más interesantes en el estudio del Libro de Mormón en el último par de décadas es el Proyecto Comparativo de Royal Skousen, que analiza todos los cambios que se han producido desde el manuscrito original hasta la edición oficial vigente (1981), y que también ofrece una reconstrucción científica del texto tal como fue dicho por primera vez por José Smith a sus escribas. [2]

Ha habido varios miles de cambios desde 1830, casi todos los cuales son revisiones gramaticales como qué o quién, o estaba o estaban.

Muy, muy pocos de ellos afectan el sentido en absoluto, y no ha habido una reelaboración de las complicadas narrativas o extensos sermones del Libro de Mormón. De hecho, sólo hay once casos en los que José Smith añadió o cambió algunas palabras para aclarar la doctrina o un nombre.

José Smith recibió la traducción del Libro de Mormón a través de la revelación en una forma gramatical no estándar, en párrafos, no en capítulos y versículos, y el mismo José Smith suavizó mucho el lenguaje en las ediciones de 1837 y 1840 (¡incluso eliminó 46 casos de “aconteció”!). La imprenta hizo cambios en la organización para que el libro esté listo para su publicación. Gracias al trabajo de Skousen, el Libro de Mormón es probablemente el texto más ampliamente documentado en la historia bíblica, lo que significa que podemos seguir su evolución desde su primera forma escrita hasta la presente versión oficial en detalle.

Se puede ver y leer una reimpresión fotográfica de la edición de 1830 haciendo clic aquí. El Libro de Mormón: El texto más antiguo de Skousen (publicado por Yale University Press en 2009) nos lleva tan cerca como es humanamente posible al momento original de la revelación. Para leer los artículos que discuten los cambios en el Libro de Mormón, haga clic aquí.


Para Mayor Información

Herramientas personales
Otros idiomas