Música Mormona

De MormonWiki
Saltar a: navegación, buscar

La música y los himnos han sido parte integral de la Iglesia Mormona desde que se fundó. Los mormones creen que el cantar es una manera importante de adorar y orar a Dios. En una revelación recibida por el Profeta José Smith, el Señor dijo:

Porque mi alma se deleita en el canto del corazón; sí, la canción de los justos es una oración para mi y será contestada con una bendición sobre sus cabeza (Doctrina y Convenios 25: 12).
La música se utiliza para invitar al Espíritu y fomentar reverencia en las reuniones. En el prefacio del himnario que utiliza la Iglesia se lee:
El canto de los himnos muchas veces es en sí un elocuente sermón… hermanos y hermanas valgámonos de nuestros himnos para invitar al Espíritu del Señor para que esté presente en nuestras congregaciones, en nuestro hogar y en nuestra propia vida. Aprendámoslos de memoria, reflexionemos en lo que dicen, recitemos o cantemos la letra y permitamos que nos nutran espiritualmente. Recordemos que la canción de los justos es una oración para nuestro Padre Celestial, y “será contestada con una bendición sobre [nuestra] cabeza”.
Los himnos pueden ser tan poderosos como escritura, y a los miembros de la Iglesia se les anima a usarlos de esta manera: “esperamos que himnario tenga un lugar prominente en nuestros hogares junto con las Escrituras y otros libros religiosos”. Emma Hale Smith|Emma Smith]], la esposa de José Smith hizo la primera selección de himnos para la Iglesia. Se llamó Una Colección de Himnos Sagrados para la Iglesia de los Últimos Días. Ella fue llamada por el Señor para hacer esta obra. En Doctrina y Convenios 25:1,11 se lee:
Escucha la voz del Señor tu Dios mientras te hablo, Emma Smith, hija mía, porque de cierto te digo que todos los que reciben mi evangelio son hijos e hijas en mi reino… y también te será concedido hacer una selección de himnos sagrados, de acuerdo con lo que te sea indicado, para el uso de mi iglesia, lo cual es de mi agrado.
Este mandamiento fue recibido apenas tres meses después de la organización de la Iglesia. La primera colección tenía 90 canciones. Solo la letra de las canciones estaba impresa en el libro y durante las reuniones se cantaba la letra con melodías conocidas. A menudo cantaban la letra de varios himnos con la misma melodía. La colección de Emma Smith estuvo a disposición de la Iglesia por muchos años. A veces, se agregaban nuevas canciones. En 1886, el Presidente de la Iglesia, John Taylor, pidió a cinco músicos prominentes de la Iglesia que buscaran música para acompañar todas las canciones del libro. Tres años después terminaron la obra, y se publicó como Salmos de los Santos de los Últimos Días. Éste fue el primer himnario en la Iglesia en tener no solo la letra pero también la música de cada himno. El himnario en uso por la Iglesia hoy en día se llama simplemente Himnos y está disponible en el Internet. Fue publicado en 1985 y contiene 341 himnos (en inglés), 26 de éstos formaron parte de la colección original de Emma Smith. Este himnario se utiliza como la base para la traducción de los himnos a otros idiomas. Himnos ha sido traducido a 21 idiomas y otras traducciones están en progreso. La música, los himnos religiosos así como la música popular, ha jugado un papel importante en la cultura mormona de muchas otras maneras. Los pioneros mormones cantaban a menudo durante su migración hacia el occidente de los Estados Unidos. De hecho, por medio de una revelación recibida por Brigham Young, se animaba a los pioneros: “Si te sientes alegre, alaba al Señor con cantos, con música, con baile y con oración de alabanza y acción de gracias” (Doctrina y Convenios 136:28). Los mormones han escrito canciones para conmemorar eventos importantes como dedicaciones de templos y feriados. Una vez en Utah, inmigrantes de Gales formaron un coro, que ha llegado a ser reconocido como el Coro del Tabernáculo Mormón. Las colonias de los mormones en el siglo diecinueve, sin importar que tan pequeñas fueran, usualmente tenían un grupo musical. Hasta el día de hoy muchos miembros de la Iglesia aprenden a tocar un instrumento, y los números especiales son parte común de los servicios dominicales. Se anima a cada congregación a tener un coro y se canta un himno en cada reunión. En tiempos recientes, los líderes de la Iglesia han animado a los padres de familia a incluir la música en la educación de sus hijos. Se anima a los miembros a que utilicen la buena música para controlar los pensamientos no deseados o depravantes. Los himnos no son la única fuente de buena música de los Santos de los Últimos Días. Hay cientos de miembros de la Iglesia que escriben música inspiradora que está disponible a todos en CD, música impresa, y a veces hasta en las revistas de la Iglesia. Uno de los sitios más grandes en el Internet que ofrece música de la Iglesia es: www.mormonmusic.com. Véase también Música y la Palabra Hablada y el Coro del Tabernáculo Mormón