Orden de Exterminio

De MormonWiki
(Redirigido desde «Orden de Exterminación»)
Saltar a: navegación, buscar

La orden de exterminio fue una orden militar firmada por el gobernador de Missouri, Lilburn W. Boggs, el 27 de Octubre del 1838, diciendo que los mormones fueran echados del estado o exterminados. La acción de Boggs se basó en información que le fue traída ese día por dos ciudadanos de Richmond, Missouri, concerniente a los conflictos Mormon-Missouri en la parte noroeste del estado. También fue basada en reportes de la batalla de Crooked River, en la cual mormones armados lucharon contra una compañía de milicia estatal el 25 de Octubre.

Boggs, actuando en su capacidad de comandante en jefe de la milicia de Missouri, ordenó al general John B. Clark marchar hacia el condado de Ray con una división de milicia para llevar a cabo operaciones contra los mormones armados. La orden describió a los mormones como “abiertamente declarados desafiando las leyes, y habiendo hecho guerra contra la gente de este estado.” Citaba que “los mormones debían ser tratados como enemigos, y debían ser exterminados o echados fuera del estado si fuera necesario por la paz publica- sus locuras van mas allá de toda descripción.”

Una copia de la orden llegó al General Samuel D. Lucas de la milicia estatal para el tiempo que había acampado en las afueras del pueblo de los Santos de los Últimos Días en las afueras del pueblo Far West, en el condado de Calwell, en el 31 de octubre. Lucas le dio una copia al Coronel Santos de los Últimos Días George M. Hinkle y a otros representantes de la iglesia, a quienes les dictó términos de rendimiento, y ellos se lo enseñaron a José Smith. Esto probablemente fue un factor en la decisión del Profeta de rendirse ante Lucas.

Luego del rendimiento de José Smith, arresto y encarcelamiento, la orden del gobernador fue llevada a cabo por una combinación de tropas militares y vigilantes. Esto culminó en una salida forzada de Missouri de virtualmente de todos los miembros de la iglesia durante el invierno y el comienzo de la primavera de 1838-1839.

La legalidad y las normas de la orden de Boggs fueron vigorosamente debatidas en la legislatura de Missouri durante la sesión de 1839. La orden fue apoyada por la mayoría de los ciudadanos de Missouri, pero fue cuestionada o denunciada por otros. Sin embargo ninguna determinación de la legalidad de la orden fue hecha.

El 25 de Junio de 1976, el Gobernador Christopher S. Bond mandó en una orden ejecutiva retractando la orden de exterminación reconociendo su invalidez legal y formalmente disculpándose por parte del estado de Missouri por el sufrimiento causado a los santos de los Últimos Días.