Templo de Lago Salado Utah

De MormonWiki

Templo SUD Salt Lake, Salt Lake City, Utah

El Templo de la Ciudad del Lago Salado fue el sexto templo completado por La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días y el cuarto terminado después de que los pioneros mormones arribaron en lo que ahora es el estado de Utah. Su construcción llevo 40 años, y ahora es un emblema de la dedicación y perseverancia de los Santos de los Últimos Días. También es el templo más conocido y ha llegado a ser un símbolo de la Iglesia por todo el mundo.

A finales de Julio de 1847, el primer grupo de Santos de los Últimos Días entró al Valle del Lago Salado. Unos Días después, el líder de los Santos, Brigham Young, indicó el lugar preciso donde el templo debería de estar, al señalar con su bastón el sitió y decir: “aquí edificaremos un templo a nuestro Dios.” El Apóstol Wilford Woodruff marcó el lugar en ese mismo momento. La construcción del templo comenzó el 14 de Febrero de 1853, después de la ceremonia de la primera palada dirigida por Brigham Young.

Se encontró un deposito de granito no muy lejos. Los obreros comenzaron a cortar a mano bloques gigantescos que pesaban entre 2,500 y 5,600 libras. Esto bloques grandes fueron transportados en carretas jaladas por bueyes (más tarde por tren) al sitio donde se construía el templo. La mayoría de la labor fue llevada a cabo por voluntarios, que a pesar de sus dificultades en tratar de establecerse en la nueva tierra, dieron libremente de su tiempo y habilidades. Brigham Young animó a los Santos a que hicieran el Templo del Lago Salado lo mejor que pudieran. El Profeta, Brigham Young, dijo que quería “ver el templo construido en una manera que podría existir durante el Milenio.” (Journal of Discourses, 10:254). El templo se construyó conforme a su visión. Brigham Young también trabajo extensivamente con el arquitecto Truman O. Angell, dirigiéndolo en cuanto a que aspecto debería tener el templo de acuerdo a las visiones y revelaciones que recibía del Señor.

Hubo muchos desafíos que hicieron más lenta la construcción del templo. En una ocasión los líderes de la Iglesia se enteraron que se había enviado una parte del ejército de los Estados Unidos a Utah. Los mormones no confiaban en el gobierno que había permitido su persecución en Illinois, Missouri, Ohio y Nueva York, así que se detuvo el trabajo en el templo y se enterró la fundación entera. Al ir formando relaciones positivas entre el gobierno estadounidense y la Iglesia, se resumió el trabajo en el templo. Se desenterró la fundación pero se encontraron algunas grietas en los bloques. Se vieron obligados a sacar la fundación y comenzar otra vez utilizando bloques que quedaban pegados sin utilizar cemento.

Los mormones trabajaron sin cesar para construir el templo de 253,0185 pies cuadrados. Una vez se terminó lo exterior del edificio, hábiles artistas y craftsmen se ocuparon de terminar las 170 salas del templo. Los acabados del interior se terminaron en un año, y así se completaron 40 años desde la ceremonia de la primera palada. El Templo del Lago Salado se convirtió en el templo más grande, con 12 salas de sellamiento y cuatro salas de ordenanza (después de varias remodelaciones). Con más de cien templos construidos desde entonces, todavía sigue siendo el más grande de la Iglesia.

El Templo del Lago Salado también es único por que el Presidente de la Iglesia preside el Templo directamente. El Elder David B. Haight relató por que sentía que este templo recibía tanta atención especial:

“El trabajo de este gran templo fue tan significante para estos hombres que ellos estuvieron dispuestos a llevar la responsabilidad adicional de presidirlo y supervisar su operación—en esencia, ir al templo cada mañana y ocuparse de los asuntos allí antes de ocuparse de los asuntos de la Primera Presidencia de la Iglesia” (“Símbolo de Sacrificio, Monumento a la Vida”, Ensign-revista SUD en inglés, Oct. 1993,9).

Desafortunadamente, Brigham Young no vivió para ver el templo terminado. Tampoco lo vio su sucesor John Taylor. El Templo fue terminado bajo la dirección de Wilford Woodruf, entonces el cuarto presidente de la Iglesia Mormona. Los servicios dedicatorios se llevaron a cabo el 6 de Abril de 1893. Muchos otros servicios dedicatorios se llevaron a cabo, dando oportunidad a que ochenta y dos mil personas participaran en el presentar un templo a sus Dios.

J. Goleen Kimball del primer Consejo de los Setenta dijo lo siguiente acerca de lo que el Templo del Lago Salado significa para él:

Cuando pienso en el templo, cada bloque es un sermón para mí. Me dice del sufrimiento, del sacrificio, cada parte de el predica un discurso. Cuando fue dedicado, me pareció ser el mejor sermón desde el Sermón del Monte…Cada ventana, cada steeple, todo lo del Templo habla de las cosas de Dios, y da evidencia de la fe de las personas que lo construyeron (Reporte de la Conferencia General, Abr. 1915, p. 79)

Otros Templos en Utah

Herramientas personales
Otros idiomas