Teología mormona

De MormonWiki
Saltar a: navegación, buscar
Joseph Smith First Vision Mormon Theology
A diferencia de los seguidores de la mayoría de las religiones contemporáneas, los miembros de La Iglesia de Jesucristo de los Santos de los Últimos Días (Mormones) no dependen únicamente de antiguas escrituras como base de su fe. La teología mormona está basada en la Revelación, antigua y moderna, las cuales Dios ha dado a través de Sus profetas mormones. Los mormones aceptan la Santa Biblia, y el Libro de Mormón como escrituras. Además consideran como escritura el libro Doctrina y Convenios —un libro de revelaciones dadas a José Smith y sus sucesores—y La Perla de Gran Precio. Además, los mormones aceptan las enseñanzas de los profetas vivientes como escrituras.

Por lo tanto, la teología mormona está basada en revelaciones antiguas y continuas, las cuales Dios ha dado y está dando a través de sus profetas.

A través de estas revelaciones, los mormones creen que Dios, nuestro Padre Celestial, Jesucristo, y el Espíritu Santo, son tres personajes distintos con funciones separadas pero que son, sin embargo, unidos en propósito. El Padre Celestial y Jesucristo tienen cuerpos glorificados de carne y hueso mientras que el Espíritu Santo es un Espíritu.

Los mormones creen que todos los hombres y mujeres son literalmente hijos espirituales de Dios, que vivimos con Él antes de venir a la tierra, y que podemos volver a vivir con Él. Durante la vida premortal con Dios, Él preparó un plan (a menudo mencionado como Plan de Salvación) a través del cual Sus hijos pueden regresar a vivir con Él y disfrutar todas de todas las bendiciones de la inmortalidad y la vida eterna. Tal vez la bendición más grande de la vida eterna es que a través de la Expiación de Jesucristo, nosotros podemos estar con nuestras familias terrenales para siempre.

Fundamental para la teología mormona es el hecho de que Jesucristo es el Hijo literal de Dios que vino a la tierra a realizar la expiación, la cual incluye la crucifixión de Cristo en Getsemaní y la cruz del Calvario, y Su resurrección triunfal. Los mormones creen que no hay forma que la raza humana reciba salvación sino por medio de Jesucristo. Por medio de la expiación, toda persona que haya nacido resucitará, y todos pueden ser limpios del pecado. Todas las demás doctrinas son secundarias a la doctrina de la Expiación de Jesucristo.

Las buenas obras, incluyendo las ordenanzas, son también una parte esencial de la teología mormona. Sin las obras, la raza humana no puede tener acceso a las bendiciones de la Expiación de Jesucristo porque, aun cuando Él desea salvar a todos Sus hijos, Dios no puede salvarnos a menos que le dejemos. (Véase Albedrío). Además, las ordenanzas que nos permiten tener acceso a las bendiciones de la expiación de Jesucristo deben ser realizadas por hombres que tengan el Sacerdocio. El Sacerdocio es la autoridad de actuar en el nombre de Dios.

Para aprender más sobre lo que los mormones creen, visite http://www.mormon.org/mormonorg/spa/


“Ver También Lo que los mormones creen, Artículos de Fe, y Primeros Principios del Evangelio”.